Conclusiones
El asesor musical debe coordinar las piezas que se han de interpretar, intentando sobre todo que se interpreten piezas de los compositores de la propia localidad.
Pero hay un desencuentro entre la nueva música que se compone y lo que el festero realmente quiere escuchar en la calle. Con algunas composiciones es imposible desfilar por la excesiva complejidad de las piezas musicales y la dificultad en su interpretación. El festero no acepta muchas veces esas obras, y con razón. Hay que invertir tiempo en la búsqueda de las composiciones adecuadas. No debe haber limitaciones a la creatividad, pero sí una correcta utilización de ese potencial.
Propuesta de archivo musical en colaboración con la Diputación, conciertos de música festera, grabaciones en directo, editar toda la música festera de manera económica y de buena calidad, creando un depósito legal propio.
Ha de ser un convenio de colaboración, y no un convenio laboral, que sería perjudicial. Fiesta y música son inseparables, y los músicos se tienen que involucrar en las fiestas. Tiene que haber un convenio de mínimos para que haya un entendimiento entre las asociaciones festeras y los músicos.
En la edición de música festera no se están utilizando todos los medios técnicos que se pueden utilizar y que se utilizan en las grabaciones de otros géneros musicales. Se debería grabar la música festera igual que se hace con un disco de música pop, con todos los medios técnicos existentes, sin prejuicios. La música festera es muy buena y se puede escuchar en cualquier parte del mundo, debería de promocionarse en internet, pudiéndose descargar las obras. El uso de internet permite internacionalizar la música de moros y cristianos.

 

dipticoE. musica

recomiéndaselo a tus amigos
  • gplus
  • pinterest

Sobre el autor